El titular del área de Obras y Servicios Publicos del gobierno de Chajari, Luis Miguel Bognando, atribuyó la falta de agua este fin de semana en barrio Tagüé fue a causa de “un hecho fortuito, muy raro”.  El funcionario dijo que un cable de la instalación eléctrica de la bomba de un pozo del barrio fue el que presentó problemas”

“El problema (de la bomba) fue un cable.  Es un hecho fortuito y muy raro y que nada tiene que ver con lo que paso el verano pasado” dijo, refiriéndose a una dificultad similar padecida en ese barrio, pero a causa de otros factores.

“Seguramente no se establecerá en todos los lugares automáticamente, pero ya esta solucionado y creo que para esta noche va a estar restablecido el servicio” apuntó.

Asimismo, adelantó que en Barrio Tacuabe ya hay un nuevo pozo, listo para ser probado y que con éste “se solucionaría para el verano la problemática del verano pasado”, tanto para Tacuabe como para Tagüé.