La directora municipal de Tránsito, Celeste Masetto y los inspectores Raúl, Andrea y Alejandro visitaron los estudios de Radio Show y reconocieron, entre otros aspectos, que hay conductores que aluden a su cargo o función para evitar un control callejero.  Asimismo, señalaron que aunque los motociclistas cometen numerosas infracciones, son los automovilistas los que lideran el ranking de los mas infractores.

Los controles de tránsito efectuados en las calles de Chajarí, arrojan como resultado que los automovilistas son los mayores infractores. “Una falta muy común es no usar el cinturón de seguridad”, pero también “olvidarse el carnet o no contar con seguro”, indicaron en el programa Ladran Sancho.

Si el conductor no tiene carnet en el lugar, se le informa que se labrará un acta y se le otorga un lapso de 10 a 15 minutos para que lo acerque. “Lo puede ir a buscar o se lo pueden traer, pero el vehículo queda en el lugar hasta que cumpla con ese requisito. Si pasan 20 minutos y no vuelve, el auto es trasladado al depósito”, explicaron. En ambos casos se aplica multa pero si vuelve con la documentación faltante se considera una contravención menor.

Los inspectores dejaron en claro que desconocen el monto de la multa. “Nosotros no manejamos dinero ni sabemos el monto que se va a cobrar. Labramos el acta y la que dictamina es la jueza. Puede pasar que, si es la primera vez, lo tome como un llamado de atención y no aplique multa”. En todos los casos, el infractor tiene cinco días hábiles para presentarse en el Juzgado, caso contrario la notificación le llega a su domicilio.

Los malos tratos hacia los inspectores no faltan, como tampoco situaciones en que alguna persona, haciendo alarde de su cargo o función, quiera evitar ser controlada. “Me pasó el fin de semana con un infractor que cruzó el semáforo en rojo en un auto particular. Lo detuvimos, le hicimos la indicación correspondiente, le pedimos la documentación y se le indicó que se le labraría la infracción por pasar el semáforo en rojo. Pero cuando le indicamos que se le iba a hacer el control de alcoholemia se enojó, comenzó a insultar y a decir que no podíamos hacer eso porque él era policía… Le respondí con todo respeto que yo estaba trabajando y que no por ser un policía podía andar por la calle como quiera. Todos los ciudadanos, sean funcionarios, policías o empleados municipales tienen que ser concientes que estamos trabajando y que los vamos a controlar como a cualquier ciudadano”, concluyeron.

ESCUCHA EL AUDIO COMPLETO DE LA NOTA

INSPECTORES DE TRANSITO