Dante Grigolatto, integrante de la Comisión Directiva de la FECIER, se refirió al impacto que tuvieron las bajas temperaturas y heladas del fin de semana pasado.  En dialogo con el programa LADRAN SANCHO, Grigolatto manifestó que “el problema no es la helada en si, sino la potencia, las consecuencias de los 3 o 4 grados bajo cero que hubo en algunas quintas, donde ya hemos visto muchas plantas quemadas en la parte superior”. “Esto va a pegar fuerte en el sector citrícola. Esto agrava la situación”, opinó. (Fotos de quinta citrica de zona Villa del Rosario)

El productor señaló que “sabíamos que iba a ser una de las heladas mas fuertes del año” porque “a las 9 de la noche (del viernes pasado) ya había cero grados en algunos lugares”.  De todas formas, remarcó que recién “en 10 o 15 dias se va a ver la magnitud del daño”, el que consideró que podría ser mas grave “sobre todo en las plantas nuevas”

“Una vez que la fruta se congela, se rompen los granitos que tiene adentro y eso hace que después esa fruta se caiga. Si se la aprovecha inmediatamente puede llegar a servir para industria” pero “las mandarinas seguramente se van a caer. Las naranjas por ahí aguantan más, pero luego llegaran secas al mercado”, detalló. “Esperamos que (el efecto de las heladas) no llegue a la magnitud del daño del 2012”, reflexionó.