Pablo Torres, dirigente del Sindicato de la Madera en la zona, volvió a insistir en LADRAN SANCHO que, al igual que hace mas de seis mees “la actividad de la madera atraviesa una situación muy complicada”.  Torres, que recorre periódicamente las empresas del sector desde el Departamento Colon hasta el Federación, aseguró que actualmente “las empresas hacen lo imposible para no suspender ni echar a nadie”.

Asimismo, confirmó que “se sigue haciendo reducción de horas.  Lo hacen para no despedir a nadie” y que “el tema de las ventas está complicado. El mercado está parado.”.  Además, contó que “se esta haciendo lo imposible para tener una audiencia con el gobernador”, pero que “hasta ahora no hemos tenido respuesta”.

ESCUCHA LA NOTA COMPLETA