“Cristina y yo somos lo mismo”, fue una de las declaraciones del electo presidente de los argentinos, Alberto Fernández, vertidas en los últimos 15 días que, a juicio del consultor Jorge Majluff del Grupo Mercado, “explican el retroceso en la diferencia que Alberto Fernández obtuvo contra Macri”.

Entrevistado en el programa LADRAN SANCHO de Radio Show Chajari, Majluff, consideró que el tono de Fernández en los debates fue “un poquito elevado” y eso “lo empujó o le dio comidilla a Cambiemos para señalarlo como un kirchnerista más duro. Para mí fue una maniobra innecesaria porque tenía votos cautivos, pero corrió a los votos blandos de Lavagna, Del Caño, Gómez Centurión. Esos pocos puntos terminaron siendo para Macri por el rechazo a Cristina y lo dejaron (a Macri) en una posición más fuerte en las Cámaras Legislativas”, dijo.

En otro tramo de la charla el consultor manifestó que “todo indicaba que habría una diferencia mayor en la elección y que se mantendría la diferencia en la provincia de Entre Ríos”. Pero a pesar de las predicciones de la mayoría de las consultoras, aseguró: “Nosotros, particularmente advertimos que había menos diferencia en Paraná, Concordia e incluso Gualeguaychú. Nos daba que podían triunfar –el Frente de Todos- pero con una diferencia menor a la de las PASO”.

Refiriéndose a la distribución de los votos en el país, consideró que sin duda la franja productiva es la más adversa para el kirchnerismo. “El mapa se dibujó exactamente igual que en el 2015, con el triunfo de Macri, pero con resultados no tan profundos para Cambiemos…El área de producción es el más adverso al peronismo y más aún al kirchnerismo y si eso se cruza con el endurecimiento del discurso de Fernández en los últimos 15 días se comprende perfectamente ese voto”, concluyó.