Cecilia Malleret, vecina de colonia “La Fraternidad” contó que ya está  funcionando casi la totalidad de las cámaras de vigilancia colocadas en diferentes puntos del vasto sector comprendido entre rutas 2 (al sur) y ruta 1 (al norte) desde la autovía 14 hacia el oeste. Además, dijo que el abigeato no disminuyó y que la policía cuenta con escasos recursos en esa zona.

A mas de un año desde que se comenzó con la colocación de cámaras, Malleret contó en el programa LADRAN SANCHO que “nos regalaron tres cámaras, el costo de instalación era elevado, pero las colocamos y están funcionando. Nos faltan (instalar) dos y cerraríamos todo el circuito de caminos vecinales entre ruta 2 y ruta 1”. “Y tuvimos que agregar una fuente de energia, porque en algunos lugares teníamos los postes, pero no electricidad, y ahí se nos encareció todo porque tuvimos que poner pantallas solares”, detalló.

“El monitoreo están la comisaria de Tatuti”, explicó.  “Cualquier vecino que sufra un robo o tenga una sospecha, se puede ir y pedir a la policía que nos muestren, pero no cualquiera puede acceder a las filmaciones”, aclaró.

En cuanto a los hechos delictivos, la vecina reconoció que el abigeato sigue presente y no ha descendido la cantidad de hechos, con una preponderancia del robo de ganado ovino. “Al señor Garat le han robado 30 ovejas”, ejemplificó. Pero además, aparte de las cámaras, Malleret agregó que “tenemos un grupo de whatsapp en el que nos avisamos si vemos algo sospechoso”

Párrafo aparte, remarcó la complicada situación de la fuerza policial destinada a esa zona. “El Jefe Departamental está informado de que el móvil policial no anda” dijo.  “Nosotros colaboramos con la policía, es decir que no es el gasto solo para las cámaras, porque se necesita arreglar el móvil y una moto que tampoco anda”, advirtió.