Electrón 2.0 se llama el nuevo auto eléctrico que la Escuela Técnica N°1 “Pablo Stampa” de Chajarí, llevará a la competencia de Buenos Aires denominada Desafío ECO YPF, donde numerosas escuelas técnicas del país competirán para lograr el mejor auto eléctrico. Su antecesor, el Electrón, en 2018 aportó gran experiencia a alumnos y docentes de la escuela local y también muchas satisfacciones ya que fue reconocido con el Premio a la Estética y el proyecto obtuvo el primer lugar a nivel nacional. Por este motivo lograron una beca para participar nuevamente este año, ya que la inscripción ronda los 80 mil pesos, más transporte, estadía y alimentación.

Entrevistado por Radio Show Chajarí, Javier López, uno de los docentes coordinadores del proyecto, contó que en abril se comenzó a trabajar en esta nueva iniciativa realizando los planos, los cálculos y en agosto les fue concedida la beca para construir el segundo auto eléctrico. Ahora los minutos corren, ya que “este sábado 30 de noviembre y domingo 1 de diciembre serán las seis carreras en Buenos Aires”, dijo.

Para la fabricación del Electrón 2.0 alumnos y docentes trabajaron en horario de clases, en algunas oportunidades los sábados “y esta semana hasta de noche. Ahora estamos ensamblando todas las partes, modificando algunas cosas que no coinciden, pero estamos en los detalles finales, pintado el auto, regulando los frenos… Los detalles son muchos porque son más de 100 piezas para ensamblar, parece simple, pero tiene su complejidad”, explicó Javier López.

Magdalena Cornaló tiene 16 años, es alumna de la Escuela Técnica N°1 y será la única mujer piloto de Chajarí que conducirá el Electrón 2.0. “Me siento un poco nerviosa ahora, practiqué con el auto eléctrico del año pasado. En abril me invitaron a participar, lo pensé y terminé uniéndome”. Los otros dos pilotos que lleva la escuela son Jerónimo Berta y Nicolás Molo.

¿Qué diferencia hay entre el Electrón y el Electrón 2.0?

“YPF todos los años manda el mismo kit a todas las escuelas que participan. Nosotros lo mejoramos en varios aspectos: en la aerodinámica, en la disminución del peso, para optimizar la energía. Hay varias carreras. Una, por ejemplo, es tipo de velocidad, entonces los autos que sean más livianos y más aerodinámicos sacan ventajas o ganan la competencia. Después hay otra carrera que es de duración, es decir que gana el que lograr dar más vueltas al circuito. El auto tiene 4 baterías de 12 volts y esa energía tiene que alcanzar para todas las carreras, por eso hay que optimizar el consumo”, explicó López.

Todos los autos tienen el mismo motor, la misma batería, las mismas ruedas… “En lo que cada escuela tiene que trabajar es en el chasis, en la estructura del vehículo y la aerodinámica; que sería el carenado, la parte de afuera”.

¿Qué se toma en cuenta para elegir el mejor auto?

“Para ganar se va sumando puntaje por el diseño, por la carpeta que se hace con el proyecto, por los conocimientos que los chicos tienen sobre el auto eléctrico y sobre energías renovables y por el puntaje que se obtiene en cada una de las seis carreras”, dijo el docente.

La experiencia del piloto vale mucho porque, por ejemplo, “hay chicos que se emocionan cuando están arriba del auto, se aceleran y gastan mucha energía. Los chicos que corren carreras de karting, por ahí se pegan atrás de otro vehículo que les va cortando el viento y así no gastan energía para moverse. Hay un montón de secretos en el manejo también”, apuntó López.

Finalmente, recordó que “el año pasado en la competencia general salimos sextos y en una de las carreras salimos quintos. Y nos premiaron por mejor presentación estética del auto”. Las expectativas ahora están puestas en los resultados de este fin de semana, luego de un largo trabajo de todo el equipo local.