“El consumidor en tiempos de crisis va más veces al supermercado pero compra menos artículos”, dijo en Radio Show Chajarí Laura Kobrinsky, representante entrerriana en la Cámara Argentina de Supermercados. Con 30 años de experiencia en el rubro, Kobrinsky remarcó que ha vivido varias crisis, todas con características diferentes. Refiriéndose a los tiempos que corren, dijo: “Esta es una crisis donde la gente tiene ingresos que han quedado muy magros y, a diferencia de otras veces en que venía al supermercado y llenaba el carrito para que el sueldo le rinda, en este momento la situación es muy gravosa y no le queda para especular. Entonces compra hoy lo que puede y mañana si le alcanza… Esta es una situación bastante más compleja que otras”, aseguró.

“Ha crecido la venta de paquetes pequeños de productos de primera necesidad”

“No quiero ser terminante ni apocalíptica, pero así como hay gente que puede mantener su nivel de consumo, hay otra que en una primera etapa pasó a las segundas marcas o marcas propias, después prescindió de algunos artículos para que no abulte tanto el ticket y ahora estamos en una etapa que a mí no deja de sorprenderme porque artículos de primera necesidad como arroz, yerba, que también son de consumo masivo en un hogar, se están vendiendo mucho en paquetes más chicos… Por supuesto que el grueso de la venta es el kilo de arroz, pero ha crecido la venta de paquetes pequeños de productos de alto consumo y de primera necesidad”.

Consultada sobre los precios cuidados, la supermercadista recordó que los argentinos “somos especuladores… y cuando sabemos que va a haber precios cuidados se aumentan automáticamente… También es una lucha porque no logramos –que los supermercadistas- que pongan los precios cuidados en el exterior y es una pelea constante para llegar al consumidor con la mejor propuesta posible”, sostuvo.

Un dato también preocupante es que “ha crecido muchísimo” la compra de alimentos con tarjeta de crédito, “incluso en cuotas, cuando sabés que el mes que viene vas a tener que volver a comprar. Pero es la forma que la gente fue encontrando para ir paleando esta situación complicada”, dijo Kobrinsky.

Consultada sobre si maneja expectativas de cambio con el nuevo gobierno, respondió: “Creo que se van a tomar algunas medidas que van a mejorar el consumo porque los cambios a veces oxigenan y la gente está esperanzada. También se está hablando de algunos bonos para fin de año y eso genera algo más de consumo, por lo menos en una primera etapa. Hablar de futuro en Argentina es hacer futurología, es muy difícil, es impredecible, pero me hace pensar que tocamos fondo y que deberíamos despegar. Esto no es una cuestión de crítica hacia un Gobierno, sino que me parece que hay gente que no consume porque no puede, otra porque hay un desánimo en general y porque falta confianza y me parece que de a poquito se va a ir revirtiendo eso”.