Lidia Calgaro es propietaria de una vivienda fabricada con la técnica de bioconstrucción, ubicada casi a la vera de la Autovía Gervasio Artigas, en Colonia Brambilla. El viernes pasado, en momentos en que no se encontraba en su hogar, el domicilio fue violentado por personas de San Nicolás que ingresaron y se llevaron una fuerte suma de dólares. Entrevistada por Radio Show, Lidia contó que por las cámaras de seguridad que tiene el lugar, la Policía pudo localizar rápidamente al vehículo y a las personas que cometieron el ilícito.

“Este viernes 22 de noviembre, según los horarios que indica la cámara -18:10 horas-, ingresan dos individuos a mi vivienda por el portón de entrada. Trajeron una bolsa con carne, le dieron carne de pollo a los perros, los tranquilizaron de alguna manera y uno se adelantó, golpeó las manos, tocó la puerta y, seguramente, se dio cuenta que en la vivienda no había nadie, violentó la puerta e ingresó. Habrán permanecido 10 minutos adentro, pero la visita fue breve y efectiva”, dijo.

Alzados con el dinero, los delincuentes se dieron a la fuga, pero la buena suerte no les duró mucho porque “gracias a la buena actuación y al dinamismo conque actuó la Policía de Chajarí”, fueron detenidos, se recuperó el dinero y se retuvo el vehículo en el que se transportaban. “Me siento honrada con la Policía local… No me queda otra cosa que agradecerles en este desafortunado momento que he vivido”, dijo Lidia.

El pase de datos a personas de afuera para que vengan a robar es la primera duda que aparece y a la damnificada también. “Me llama la atención que personas de San Nicolás se interesen en ingresar en una casa que puede decirse que es de hippies –por la técnica de bioconstrucción-… Lo que pensé, la posible vinculación con gente de Chajarí, hoy se completó. Es decir que no estaba tan errada”.

Finalmente, Lidia dijo que cuando llegó a su vivienda y la encontró violentada, se sintió muy sola. “Puse las cosas en manos de Dios y de la Policía y creo que ambos estuvieron. Estoy bien, tranquila, no me han hecho daño físico y el dinero va y viene. Lo que sí me interesa es que al menos no está en manos de los delincuentes, así que el hecho que esté en resguardo en Fiscalía ya es una tranquilidad”, concluyó.